Contra todo pronóstico la Real Balompédica Linense venció por 0-2 al Extremadura, en su  Estadio de Francisco de la Hera, en su tercera victoria como visitante desde que comenzó la temporada. Los extremeños con una plantilla potente y convenientemente reforzada con exhibición de poderío económico, no pudo con la escuadra albinegra aunque los linenses jugaron 65 minutos en superioridad numérica. Julio Cobos alineó de principio a Elías Pérez por el sancionado Stoichkov.

El primer tiempo estuvo nivelado, ninguno de los contendientes se alzó con el dominio del juego, aunque los locales se asomaron algo más en ataque que los visitantes. En el minuto 12, un centro de Aitor  lo desvió de espuela Valverde y el balón se marchó fuera pero muy cerca del palo izquierdo de Javi Montoya. Y en el 25, Wilson Cuero  le  ganó  la posición al central Pardo y cuando se marchaba directo a portería fue derribado. El colegiado señalo la falta y la expulsión del defensa. Y a la media hora, la única ocasión de gol de la Balona, en este período,  Juampe lanzó a portería rechazó el guardameta Manu García, el balón llegó a Wilson que dribló al portero y su disparo a puerta fue sacado debajo de los palos por un defensor. Y cuando se llegaba al ecuador del encuentro, en un saque de esquina, Willy remató con acrobacia incluida y obligó a Javi Montoya a rechazar in extremis. No se notaba sobre el terreno de juego, que durante 20 minutos,  la Balona disponía de superioridad numérica.

En los vestuarios Julio Cobos decidió el relevo de Sana, que tenía tarjeta, por Sergio Molina. Y aquí estuvo la clave de la victoria pues el malagueño tardó 10 minutos en demostrar su clase. Juampe dentro del área y de espaldas a la portería cedió en corto a Sergio Molina y su disparo, alto y con rosca entró justo por la cruceta adelantando a los albinegros. Un gran gol  que pone de manifiesto la necesidad de este equipo de contar con el concurso de este jugador. En el 70 Juanmi Carrión saltó al campo por Luis Madrigal. Y poco después Mario Abenza hizo lo mismo con Ismael Chico. En el 77 Kike Márquez sacó una falta y con su lanzamiento permitió que Javi Montoya se luciera. Y en el 80 Sergio Molina  pudo salir a hombros del campo. Cedió a su derecha a Gato, el extremo le devolvió y tal como le venía la pelota lanzó fuerte y por alto   y el balón se fue al travesaño.  En el 82, el Extremadura que luchó lo indecible por acortar distancias volvió a intentarlo por medio de Willy al rematar de cabeza y respondiendo Javi Montoya con otra intervención de mucho mérito. Y en tiempo de prolongación, contragolpe de la Balona, Wilson peleó por la posesión de un balón Y  pisó   área, pero el colombiano, en vez de rematar, cedió al centro por donde  entraba Juampe y el de Tarifa desvió a la red. La Balona certificaba esta importante victoria en un campo muy difícil y contra un rival cualificado.

La incorporación de Sergio Molina “el hijo pródigo”  fundamental y muy bien  Elías Pérez,  marcó la pauta en medio campo. Esta victoria resuelve algunas  dudas y deja un panorama por delante para alcanzar mayores metas.

Benigno Andrés (El Balonazo de Radio Copla,107,8)

UD.Extremadura.- Manu García, Aitor, Candelas, Pardo, Del Monte, Zarfino, Valverde (Alex Díez), Alex Barrera (Airam Benito), Willy, Jairo (José García),

RBLinense.- Montoya, Sergio Rodríguez, Luis Madrigal (Carrión,70), Joe, Mario Gómez, Chico (Mario Abenza,72), Juampe, Sana, (Sergio Molina,45), Wilson Cuero, Elías Pérez, Gato.

Arbitro: Aarón Vázquez Vázquez, de Madrid. Regular.  Fue valiente al expulsar al local Pardo, pero a partir de ahí comenzó a compensar a los locales con sus decisiones.

El regreso del hijo pródigo
5 (100%) 1 vote