Menú
La Linea App

No sabemos por qué no hay un poco de humanidad y compasión por las personas y también por los animales…

Una señora mayor de La Línea, Fátima, vino a Algeciras, se puso muy malita y se la llevó una ambulancia para atenderla.

El  problema fue que ella venía con su inseparable perrito MIKI, un pequeño chihuahua muy mayorcito, ella no tiene a nadie y Fátima es la familia de Miki y Miki la única familia de esta señora.

La ambulancia la recogió a ella, pero dejó al perrito solo en el Puerto de Algeciras, una ciudad que el animal no conoce y huyó despavorido por todo el Puerto buscándola.

Miki es un pequeño chihuahua muy mayorcito y asustón… y ha estado solo en una ciudad que desconoce, enfrentado a peligros innumerables con tráfico de coches y personas que podrían haberle hecho daño…

No sé si existe un protocolo de actuación o no, pero si no lo hay, debería de ser obligatorio que alguien se haga responsable del animal, llamar a una protectora, perrera o a la recogida de animales, lo que no puede ser es que un perro pequeñito o grande da igual, se quede solo, asustado en la calle, pudiendo provocar un accidente o que podría haber sido atropellado, maltratado o robado, dejando a Fátima sin su única familia. Solo hacía falta una simple llamada a la policía …

En estos casos si no existen protocolos, solo hace falta un poco de corazón, hay que tener un poco de empatía, un poco de sensibilidad, un poco de sentido común…

Ella estado viniendo a Algeciras en autobús a buscarlo varios días, y muchas personas estuvieron buscándolo o viéndolo por el Puerto, plaza Alta, Aguamarina, Salesianos…el perro se recorrió corriendo toda Algeciras buscándola, y las personas que intentaban cogerlo para ayudar a esta señora decían que era imposible, que huía porque el animalito estaba aterrorizado.

No se sabe donde ha dormido el animal, si ha comido o bebido agua, pero lo peor era que debió pensar que lo abandonaban, y ella  impotente solo podía llorar mientras lo buscaba.

Afortunadamente después de 3 días una pareja amiga, que se desvive por los animales Milagros y Jesús, consiguieron cogerlo, meterlo en un trasportín y salvarlo del peligro que supone la calle para un perro tan peque acostumbrado a su casita…

Fátima ni se enteró del rescate y volvió a Algeciras buscándolo porque la señora ni siquiera tiene teléfono, la esperaron allí en la Línea Tamara y Rebeca para darle la noticia y entregarle a su peque, a su peludito y única familia de la que nunca tuvo que ser separada aunque tuvieran que atenderla a ella llevándola de urgencias en ambulancia, un reencuentro emotivo cargado de emociones viendo a Fátima besarlo y a MIKI aliviado moviéndole el rabito…

Es cruel e injusto que no se trate con un poco de humanidad a las personas en esta situación, gracias a las redes sociales su pérdida se difundió, se publicó y muchas personas fueron avisando cuando lo veían, gracias a personas de grandes corazones que no dudaron ni un minuto en ayudar a reunir a Fátima con su pequeño chihuahua, y gracias a Milagros y a Jesús que lo vivieron y lo buscaron como si se hubiera perdido uno de los suyos.

A las Administraciones que correspondan, a quien sea responsable, solo pedimos que esto no vuelva a suceder, que se garantice que nadie pierda a su animal y que ningún peludo se quede desatendido en trágicas circunstancias por un accidente, una enfermedad o cualquier otra causa, vivimos en el Siglo XXI, tenemos que ser mucho más responsables. Afortunadamente esta historia ha podido tener un final feliz, con un emotivo reencuentro, pero podría no haberlo sido…

 

 

Mª del Pilar García Victorio