Menú
La Linea App

Dos caras del Oh!Tels ULB se pudieron ver el pasado sábado en el partido
contra Cazorla. La primera parte parecía que los jugadores linenses estaban de Carnaval y
no habían aparecido en el pabellón para jugar el encuentro, desacierto en el tiro, incapacidad
defensiva e indolencia en la pelea por las posesiones y los rebotes.
Con todo lo dicho el resultado de los dos primeros cuartos no podía ser más que dos derrotas
parciales (11-18) y (15-24) para irse al vestuario con una desventaja de 16 puntos. Solo se
podían salvar en esta primera parte Lucas que tiro de oficio para hacerse presente en ambas
zonas y Balastegui que desacertado en el tiro no dejo de pelear y ayudar en las demás
facetas.
En el vestuario los jugadores hicieron examen de conciencia y no querían que una afición
que les había visto ganar en casa a los mejores equipos del grupo, se fueran con esa imagen
dada en los primeros 20 minutos. Y qué tercer cuarto se vio en la línea, Oh!Tels ULB realizó
posiblemente el mejor baloncesto en esta temporada, defensa colectiva ayudas continuas,
peleando por cada rebote y cada posesión, corriendo al contraataque en oleada y tirando
con decisión y convicción. Esta cara del Oh!Tels ULB sí que gusta a su afición que disfrutó
y perdonó como siempre todo lo malo anterior. Una pena que solo durará 10 minutos el
cuarto porque el equipo local estaba disfrutando como nunca, lo bueno fue que en esos 10
minutos dio tiempo suficiente para dar la vuelta al marcador con un (28-6) y entrando al
último cuarto 6 arriba. Grandísima actuación de Cándido, Víctor y Valor que mostraron su
mejor versión y lideraron al equipo en ataque y defensa.
El último cuarto, ya sin la participación de Balastegui por una lesión en el hombro y con el
cansancio de la remontada, fue mucho más igualado aunque los locales fueron controlando
el marcado y consiguió llegar con 3 arriba a los últimos 11 segundos, cuando Víctor dispuso
de 2 tiros libres que podían sentenciar el partido, pero no convirtió ninguno y eso puso a una
canasta la posibilidad del empate, se permitió el tiro y Díaz que llevaba 1 de 8 en tiros de 3
convirtió el noveno que empataba el partido. Oh!Tels sacó de banda para intentar un tiro
para ganar pero no se anotó.
En la prórroga ya no había gasolina y el equipo visitante consiguió llevarse una victoria que
por méritos y esfuerzo bien se merecía haberse quedado en La Línea.
Mucho orgullo y amor propio el demostrado por los 9 jugadores que defendieron los colores
del club, que acabaron muy fastidiados por no poder ofrecer a su afición otra victoria pero
con la promesa de seguir intentándolo como en el tercer cuarto. Próxima salida a Andújar
otro rival muy complicado sobretodo en su casa.