Menú
La Linea App
Agentes de la Unidad de Respuesta Inmediata de la Policía Local de La Línea detuvieron en la tarde del miércoles, 29 de mayo, a un hombre al que interceptaron en la calle San Pedro de Alcántara, a las 18.30 horas, al observar en él una actitud esquiva y huidiza que levantó las sospechas policiales.
Al preguntarle por su identificación, sin acreditarse con DNI, dio su supuesto nombre y apellidos. Uno de los agentes comenzó a cachearle y en ese momento arremetió contra el policía y salió huyendo. Comenzó una persecución por parte del agente, al tiempo que le daban el alto policial en varias ocasiones, sin que hiciera caso de las advertencias. Unos metros mas adelante, se encontraban otros dos policías locales de paisano en tareas de vigilancia. Al ver correr a este hombre se identificaron como agentes, ordenándole que se detuviera. Muy al contrario, el hombre dio un salto y agredió con una patada a los policías de paisano. Tras un forcejeo en el que el detenido ofreció gran resistencia, lograron inmovilizarlo y detenerlo formalmente. Primero fue trasladado  al hospital comarcal de La Línea y con parte médico fue presentado en las dependencias policiales donde volvió a dar su nombre y apellidos.
La brigada local de la Policía Científica determinó que dicho nombre era falso al cotejar sus huellas dactilares. Su verdadero nombre respondía a las iniciales A.M.M., nacido en 1989 y domiciliado en Jaén. Consultada la base de datos policiales, resultó tener una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión por un delito contra la seguridad pública dictada por la Audiencia Provincial de Jaén.
El miércoles, por otra parte, la URI  detuvo a otra persona sobre las 20.30 horas, por dos causas pendientes correspondientes a delitos de malos tratos en el ámbito familiar. El hombre, A.F., nacido en 1994 y de nacionalidad marroquí, se encontraba además en situación de permanencia ilegal en España al contar con una orden de expulsión que no había cumplido.