Menú
La Linea App

Concejales y técnicos municipales de las delegaciones de Infraestructuras, Obras y Servicios, Seguridad Ciudadana, Urbanismo, Limpieza, y Subvenciones, han participado hoy junto a representantes de Bomberos y Arcgisa en una reunión impulsada por la delegación de Movilidad Urbana para coordinar las normas e infraestructuras relativas al acceso de vehículos a la zona que se verá afectada por la peatonalización del centro urbano.

La concejal Raquel Ñeco informó de que para la correcta ejecución de la segunda y tercera fases del proyecto, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), se han estudiado todas las posibles necesidades. Así, se han establecido las normas relativas a vehículos de emergencia y de recogida de residuos, garajes, así como aparcamientos para bicicletas, carga y descarga y para vehículos de personas con movilidad reducida. También existirán zonas de circulación restringida solo a taxis, bicicletas y patines eléctricos, que conllevará una reducción en el límite de velocidad permitido.
El objetivo, según Ñeco es que prevalezca la prioridad del peatón, pero considerando las necesidades tanto puntuales como periódicas de determinados servicio públicos y personas en una zona tan transitada como esta.