Menú

La Guardia Civil, en el marco de la operación “OZAL”, ha detenido a 5 personas que se dedicaban al transporte y distribución ilegal de óxido nitroso en locales de ocio nocturno de la provincia de Málaga.

Ad

La investigación se inició el pasado mes de febrero, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un grupo de personas dedicadas a realizar actividades ilícitas en una nave industrial del polígono “La Rosa” de la localidad de Alhaurín el Grande.

Tras las gestiones realizadas pudieron comprobar que dicha nave estaba siendo utilizada para almacenar botellas de óxido nitroso, comúnmente conocido como “gas de la risa” o gas hilarante”.

Fruto de las investigaciones, los agentes pudieron constatar como a la nave llegaban numerosos vehículos de alquiler en horas nocturnas, aprovechando la inactividad comercial en el polígono para no ser detectados, y cargaban los vehículos con las botellas de óxido nitroso, que posteriormente distribuían en locales de ocio nocturno de localidades costeras de la provincia de Málaga para su consumo en fiestas.

Para evitar la acción policial, estos individuos utilizaban un vehículo lanzadera en sus desplazamientos para avisar de los posibles controles policiales establecidos y asegurar el transporte de la mercancía.

En el registro de la nave fueron intervenidos 21.302 litros de óxido nitroso en botellas de diferentes capacidades y cartuchos metálicos, resultando ser la mayor aprensión en Europa de este tipo de sustancia. 

Por estos hechos, fueron detenidas 5 personas de diferentes nacionalidades por un delito contra la salud pública. Uno de los detenidos contaba con numerosos antecedentes por otros delitos contra la salud pública.

El óxido nitroso

El óxido nitroso es a la vez droga de abuso, por sus propiedades analgésicas y disociativas en su empleo ilícito para el uso lúdico y recreativo, y un fármaco que se usa comúnmente para sedación y alivio del dolor por sus propiedades como anestésico, y que ha sido utilizado ampliamente en odontología.

Las actuaciones han sido llevadas a cabo por efectivos del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de la Compañía de Coín (Málaga).